La publicación del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017 de DEV (Asociación Española de empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimientos) ha evidenciado el buen estado de salud del sector y ha radiografiado el perfil de los profesionales de la industria del videojuego.

Un 49% de los trabajadores son jóvenes cualificados, como los alumni de ENTI-UB, chicos de menos de 30 años. Además, un 64% del total de trabajadores tiene estudios superiores, evidenciando la importancia de la formación específica en un sector tanto calificado.

Como aspecto a mejorar, hay que decir que la presencia de la da es todavía baja, sólo de un 17%.